dimecres, 8 de febrer de 2012

"EL CASO ALMERIA": TORTURA Y VERSIONES OFICIALES A DEBATE

En febrero de 1981 Joxe Arregi Izagirre falleció tras haber sido torturado durante los 9 días que permaneció bajo detención incomunicada en la Dirección General de Seguridad en Madrid. La víspera de su muerte fue trasladado al Hospital Penitenciario de Carabanchel y sus últimas palabras antes de morir  fueron “oso latza izan da” (ha sido muy duro). 73 policías participaron en los interrogatorios, sólo dos fueron encausados y ambos fueron absueltos. Su asesinato desató una oleada de indignación en Euskal Herria y 32 años después la fecha de su muerte, 13 de febrero, es una jornada de denuncia que se sigue conmemorando como el dia contra la Tortura. 

Con motivo de este aniversario el ciclo Zinema-Tertulia que se desarrolla en el espacio M3MORIA-GUNEA de Vitoria-Gasteiz propone una reflexión sobre la la alargada sombra de la tortura y sobre el papel de las versiones oficiales en esta lacra. Para ello este domingo a partir de las 18:30 se proyectará "El caso Almería", un film que narra el  triple crimen perpetrado por la Guardia Civil ese mismo año 1981 y que dará pie a un interesante debate.

 "El caso Almeria" dirigida por Pedro Costa en 1983 y protagonizada entre otros  por Agustín González, Fernando Guillen, Juan Echanove y Antonio Banderas, es un thriller basado en hechos reales, rodado poco después de los hechos  que reconstruye:

El triple asesinato de Juan Mañas, Luis Montero y Luis Manuel Cobo. Tres jóvenes que se desplazan a Almería para asistir a una celebración familiar, confundidos con militantes de ETA, son detenidos por la Guardia Civil. Interrogados durante horas y salvajemente torturados hasta la muerte. Para borrar las pruebas del crimen, descuartizan los cuerpos y los introducen en un vehículo al que dan fuego antes de ser lanzado por un barranco. El Ministerio de Interior, sin embargo, dijo que los tres chicos iban armados e indocumentados y que perdieron la vida en un accidente. Pero tres años después una carta anónima dirigida a la familia de uno de los asesinados destapó la verdad de lo ocurrido en lo que se conoce como “Caso Almería”.

Una buena ocasión para reflexionar sobre la tortura y las versiones oficiales e incluso sobre si hoy en día sería posible rodar y estrenar en el Estado español una película tan valiente que retrata con contundencia una realidad tantas veces ocultada.