dimarts, 15 de desembre de 2009

LAS MUJERES DE LA TORRE DE ESTEBAN HAMBRÁN VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN FRANQUISTA

Nicolasa Caballero Bermúdez

No sólo fusilaron, de 1939 a 1941 (en Madrid y en Talavera), a los hombres que defendieron la legalidad republicana, no sólo murieron en la cárcel concejales como Aurelio Serrano Martín, sino que se ensañaron los fascistas con las mujeres, familiares de los defensores de la legalidad, en La Torre de Esteban Hambrán, Toledo.

Fueron fusiladas, en el cementerio de La Almudena de Madrid en marzo y abril del 41, Francisca Martín Aguilar, hermana de Eugenio Martín Aguilar (fusilado en Talavera), Isabel Gómez Sánchez, hermana de Mariano Gómez Sánchez, esposa del tabernero Guillermo Caro Montero (fusilado con ellos el 6-3-41).

La casa de Mariano y Blasa, (tía de Eudaldo Serrano Recio), fue arrasada, no se pueden encontrar fotos de Ramona Serrano Alonso, quien mucho padeció para criar sola a sus dos hijos pequeños, tras ser fusilado su marido Mariano Gómez Sánchez, dice una familiar de Ramona y Mariano.

Isabel Gómez Sánchez y Guillermo Caro Montero tenían tres hijos. Si nos leen, sepan que estamos dispuestos a rendir homenaje a sus padres.

La hermana del alcalde del Frente Popular, Pedro Caballero Bermúdez, Nicolasa Caballero Bermúdez, estuvo en la cárcel varios años, tras ser condenada a muerte (mismo expediente que los demás, n°9925) e indultada después.

Se quedó viuda con dos hijos, después de que fusilaran a Cesáreo López Garrido, cuñado del alcalde, fusilado también con Eudaldo Serrano Recio, Guillermo Caro Montero (el 6-3-41).


Nicolasa con su marido Cesáreo

Carmen, su hija, estuvo muchos años en un colegio de monjas, mientras Nicolasa tenía que presentarse todos los días en el cuartel de la Guardia Civil, cuentan ella y su nieta.

Emilia Serrano Rodríguez (86 años) padeció mucho con padre (Aurelio) y madre (Juana) encarcelados ; con su hermana Isabel, ambas chiquillas de 15 y 14 años, llevaban dos cestas de comida semanales a sus padres, a Yeserías y a Ventas.

Cipriana (de 75 años), la madre de Aurelio Serrano Martín, fusilada con su hermana, Trinidad (de 73 años), yace en una cuneta con ésta, cerca de Méntrida, según Emilia, su nieta, quien quisiera recuperar sus restos para darles una sepultura digna. Las dos ancianas fueron cruelmente humilladas antes de ser fusiladas y abandonadas en una cuneta, como cuenta Emilia.

Juana Serrano, la prima de Eudaldo Serrano Recio, también estuvo en la cárcel varios años, por haber visto saltar al Jefe de Falange (Juan Aguado) a su corral.

Mucho silencio, los expedientes casi inasequibles (dos años para poder “verlos”, actualmente, en el Ministerio de Defensa, Paseo de Moret, donde los pedimos en junio del 2008 y si se pide copia en cd se paralizan durante 9 a 12 meses), no permiten revelar otros crímenes cometidos en aquella localidad toledana, donde fascistas anónimos nos acusan de querer « abrir heridas casi cicatrizadas », las suyas.

Pero de éstas víctimas, las nuestras, sí que sabemos y queremos hablar.

No olvidemos a las mujeres de La Torre de Esteban Hambrán:

Fusiladas : Francisca Martín Aguilar, Isabel Gómez Sánchez, Cipriana y Trinidad (madre y tía de Aurelio Serrano Martín), cuyos restos siguen en cunetas por los alrededores de Méntrida, según testigos bien informados.

Encarceladas : Juana (esposa de Aurelio), Nicolasa (hermana de Pedro Caballero), Juana Serrano (prima de Eudaldo Serrano Recio).

Esposas viudas y niñas huérfanas : Juana (esposa de Aurelio), Ramona (esposa de Mariano Gómez Sánchez), Carmen, Piedad y Cesáreo (hijos de Nicolasa y de Cesáreo López Garrido), Emilia e Isabel (hijas de Aurelio).

Tantas víctimas del fascismo de La Torre de Esteban Hambrán, mujeres sencillas y valientes que no se merecieron suerte tan despiadada ¡ Rindámosles homenaje, recordémoslas !

Daniel Serrano Recio y Rose-Marie Serrano (París, 15-12-2009)

1 comentari:

PSIQUE. psicologia - psicoterapia ha dit...

Buenos dias. Soy nieta de ramona serrano y de mariano gomez sanchez. Me pongo en contacto con ustedes para enviarles sus fotos y contar su historia si asi lo desean y para unirme en la idea de rendirles homenaje
atentamenteb
Carmen pozueta gomez