diumenge, 25 d’octubre de 2009

SOLIDARITAT AMB ELS COMPANYS DE NAFARROA



Sergio Biurrrun Barreira y Roberto Aranguren Alonso, Txinparta elkartea de Antsoain * E.H

Apenas unas horas antes de ser amenazado nuestro amigo y compañero de Sociedad Koldo, me junte con un viejo compañero de colegio que me contó que el pasado mes de agosto fueron a esparcir los resto de su abuela en una cuneta cercana al Señorío de Lekaun donde habían matado junto a otros 2 muchachos de Cáseda a su bisabuelo Marcelino. Días después de la amenazas de nuestro amigo Koldo, me llegò la noticia de que a los compañeros de Ahaztuak 36-77 les habían denegado los homenajes que iban a celebrar en Zarautz a todos los fusilados por el franquismo y en especial a los 5 fusilados el 27 de septiembre de 1975. Una semana más tarde de las amenazas a nuestro compañero de Sociedad Koldo me llego un email de que los colegas de Memoriaren Bideak, en el que nos informaban de la reciente exhumación de el cadáver de un prisionero esclavo del franquismo en el Roncal.

A dos semanas de las amenazas a nuestro amigo Koldo y tras pasearse por las calles de Pamplona la extrema derecha con el beneplácito de la gobernadora civil , conocemos el resultado del juicio por el asesinato de Carlos Palomino en un vagón de metro de la estación de Legazpi en Madrid a manos de un joven de ideología fascista, que a sido condenado a 26 años. Si aún pasan actos de índole fascista, si aun se pasean desafiantes por nuestras calles y pueblos los falangistas, si aun estamos intentando exhumar y enterrar dignamente a nuestros familiares, amig@s y compañer@s eso quiere decir que las heridas no están cerradas y que de las cunetas y campos de Navarra todavía brota sangre de quienes soñaron con un mundo nuevo y mejor. Es por eso amigo Koldo, por lo que los terroristas de extrema derecha de falange y tradición te han amenazado de muerte por el trabajo que llevas a cabo en el campo de la memoría histórica. Por eso tus compañeros de Txinparta Elkartea te mostramos nuestro apoyo y solidaridad a ti y a los demás amenazados por esta carroña.